Soy una persona multipotencial ¿y tú? ¿Eres una multipotentialite?

by Alessandra Favetto

Si has leído la página “Quién soy” ya habrás oído la palabra multipotencial. La he añadido a la palabra multifacética después de haber tenido la confirmación que soy una persona multipotencial también.
¿Sabes que es una persona multipotencial? Es una persona que tiene muchos intereses en una gran variedad de cosas pero sin ser especialista en nada.

Hace poco había twitteado una de mis notas de viaje en mi perfil que decía:

 

Todos son expertos en algo. Yo soy experta en no ser experta en nada. Vivo feliz igualmente.

 

Sin saberlo había dado en el centro de la definición de persona multipotencial: una persona experta en no ser experta en nada. ¡Jajajaja! ¡Esta soy yo! Sí, soy una persona multipotencial y me gusta. Soy una multipotentialite.

Me gusta porque nunca había encontrado un nombre que englobara este saltar de un trabajo a otro, de una actividad a otra, de una disciplina a otra sin pararse nunca a especializarse en algo en concreto.

Es la historia de mi vida y de todo lo que hago realmente.
No soy de estas personas que tienen claro cuál será su profesión para los próximos 35 años.
Cuando terminé de estudiar la carrera empresarial en Turín me dio un poco de vértigo y me faltaba el aire pensar de tener un puesto fijo en una empresa por el resto de mi vida. No estaba hecha para esto, no quería “asegurarme” un trabajo, lo que quería era buscar un trabajo que me asegurara ser libre e independiente.

Para que te hagas una idea, entre los trabajos que he hecho: azafata de ferias y exposiciones, figurante de series TV, recepcionista de hotel, secretaria de dirección, consultora de marketing, gerente de gimnasio, guía de buceo, instructora de fitness, entrenadora personal, formadora de instructores de fitness, webmaster, directora de un portal web, educadora canina, terapeuta floral y ahora fotógrafa, artista y recogedora profesional de caca perruna no remunerada 🙂

A mi marido le hubiera gustado que fuera también cocinera pero desafortunadamente no me gusta cocinar (soy la prueba que no todo los italianos saben cocinar). Pero me gusta comer y tomar cervezas.

Soy una persona multipotencial. Siempre he sido así, desde chica. Me apasionan muchas cosas, tengo muchos intereses y actividades creativas.

Hasta en el deporte siempre me ha gustado probar de todo: gimnasia artística, ski, snowboard, wakeboard, buceo, windsurf, surf, esquí náutico, tenis, danza, mountain bike, skateboard, free climbing, kick boxing. Y aficiones también he tenido unas cuantas: el shiatsu, el crochet, la pintura, el collage, el thai-chi, la meditación, la jardinería, hasta he tomado clases de ¡nunchaku!.

Lo curioso es que cuando empiezo algo nuevo, sea un trabajo, un deporte o una afición, le meto tanto afán de aprender,  hacerlo bien y llevarlo hasta el final que termino haciéndolo muy bien. Los familiares y los amigos me lo dicen siempre “cualquier cosa emprendas la hace muy bien”. El problema es que luego cuando el reto desaparece, desaparece también mi interés, me aburro y lo dejo.

Menos mal que por lo menos en el amor no soy así y mi marido seguro que no lo cambio por otro 🙂

 

La estigma de ser una persona multipotencial

He pasado mi vida sintiéndome un pez fuera del agua. Pero he aprendido a convivir con esta mi forma de ser curiosa por todo aunque alguna vez he dudado que quizás algo no funciona en mí, que tengo que tener algún tipo de trastorno que me impide comprometerme con una actividad duradera.

Hasta que un día recibí una newsletter de TED, a la que estoy suscrita, con el video de Emily Wapnick y descubrí que soy una persona multipotencial.

¡Que alivio! No soy la única, no soy un bicho raro, no soy una vaga, no soy un caso patológico, soy simplemente una persona que tiene múltiples intereses que van cambiando a lo largo del tiempo.

Emily dice “No hay nada raro en ti (…) La razón por la que no puedes encontrar tu verdadera vocación es que en realidad tienes muchas vocaciones. Todas tus obsesiones esporádicas y tus raros proyectos interdisciplinares encajan ahora”.

¡Muy bien! Entonces me pongo a investigar y según la terminología que se encuentra en su página web: “Un multipotencial es una persona que tiene muchos intereses diferentes y actividades creativas en la vida. No tiene en la vida “un verdadera llamada” de la forma que sí la tiene una persona considerada especialista”.
Ahora se explica porque soy experta en no ser experta en nada.

Y sigue diciendo que los multipotentialite (así se llaman en inglés) “…realmente tenemos muchos caminos y perseguimos todos ellos, ya sea de forma secuencial o simultánea. Los multipotenciales constantemente queremos aprender, explorar y dominar nuevas habilidades, y somos buenos uniendo ideas dispares de forma creativa, siendo por ello potencialmente buenos innovadores y solucionadores de problemas”.

Ahora sí que puedo ir a la cama tranquila. Ya no me siento tan “diferente”.

Por lo general las etiquetas no me gustan pero en este caso hago una excepción, soy una persona multipotencial y me gusta.

Me explico: cuando conoces a alguien inevitablemente la conversación llega a la profesión que haces. Y suena algo así:  “¿A qué te dedicas?” – “Yo soy abogada ¿y tú?” – “Yo soy artista, fotógrafa de interiores, dirijo un portal de fitness, diseño paginas web, soy webmaster y hago terapias florales para los perros con problemas de conducta”. O sea, ¿quién va a tomarte en serio?

Pero desde hoy las cosas van a cambiar, sí señor, porque la próxima vez que alguien me pregunte a qué me dedico le diré “Soy una multipotentialite”. ¡A ver como se queda!

 

¿Porque cuento todo esto aquí? Porque ahora quiero hacer limpieza de todo, quiero ordenar mi vida, mi trabajo y mis intereses para centrarme en lo que realmente me gusta y me llena.

Bueno, ahora toca a ti comentar si eres una persona multipotencial y se te has reconocido en el articulo. De verdad me encantaría compartir historias con otras personas multipotenciales como yo. Te escucho y te entiendo 🙂

¡Ah! Y si quieres profundizar el tema de las personas multipotenciales te aconsejo leer este libro.

 

Buena vida,

Alessandra Favetto - Surffulness.com

Suscríbete por email

Deja un comentario

* Al dejar tu comentario has leído y acceptado la política de privacidad de esta web.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.