¿Qué es el minimalismo? ¿Y cómo ayuda el minimalismo a vivir mejor?

by Alessandra Favetto
¿Qué es el minimalismo? ¿Y cómo ayuda el minimalismo a vivir mejor?

El minimalismo es eliminar de tu vida todo lo que es inútil, no importante y te distrae para dejar espacio a lo que realmente valoras.

Normalmente el minimalismo se aplica a las cosas y a las posesiones pero en realidad es un estilo de vida que abarca también el uso de la tecnología, las finanzas, las relaciones con las personas, las emociones.

El minimalismo básicamente está enfocado en volcar las energías, el tiempo y los recurso que tienes en objetivos, cosas, actividades y personas que te hacen feliz y aportan valor a tu vida.

El minimalismo no es, como muchos creen, vivir sin nada, ser un pobrecito, no tener coche, ni ropa, ni dinero.
El minimalismo es vivir intencionalmente solo con lo que realmente se necesita, identificando lo esencial y deshaciéndose de todo lo demás.

¿Qué es el minimalismo para mi?

No es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita.

Esta frase es la que más se acerca a mi definición de minimalismo y al estilo de vida que vivo.

Sé que me hacen falta muy pocas cosas para vivir bien, no tengo necesidades consumistas que no sean directamente relacionadas con mi trabajo  (fotógrafa) o con mis aficiones (crossfit, surf, yoga, caminar, leer, escribir).

Para mi el minimalismo es hacerse constantemente las preguntas:
¿hace falta?,
¿es necesario de verdad?
¿me va a aportar un beneficio real?

Si la respuesta es NO (lo que me pasa el 99% de las veces) simplemente evito tenerlo, comprarlo, guardarlo, frecuentarlo. Así de simple.

Lo mismo me pasa con la tecnología, el ordenador y las redes sociales. A menos que no me sirvan para realizar y promocionar mi trabajo, evito lo más posible que me distraigan de mis proyectos.

Es lo que se llama el minimalismo digital. En la práctica, he empezado por ejemplo a darme de baja de las listas de correo, a silenciar todas las notificaciones y a meter el móvil en modo avión cuando estoy trabajando.

¿Qué es el minimalismo entonces?

El minimalismo es ser feliz con menos y ser feliz con lo que priorizas.
Dar prioridad a las experiencias más que a las cosas, al tiempo más que al dinero, a las personas más que a los objetos.

El minimalismo es ser feliz con poco, ser feliz con lo que realmente es importante y necesario.
¿Y qué es lo que es realmente importante y necesario? Bueno, aquí cada uno tiene que buscar la respuesta en su interior, buscar lo que le apasiona de verdad, lo que le llena el corazón de alegría, lo que tenga mayor significado en su vida.

Puedo decir con absoluta certeza que es inútil buscar la felicidad fuera, porque la felicidad no está en las cosas que compramos o en las necesidades que creemos tener y que al fin y al cabo son fruto únicamente de la lobotización consumista.

Lo que el dinero puede comprar puede hacer la vida más cómoda pero no más feliz si no eres capaz de apaciguar tu constante anhelo a tener más y si sigues buscando en el materialismo la respuesta a tu vacío emocional.

Lo decía ya Diógenes, el filósofo griego perteneciente a la escuela cínica, que animaba a dejar de lado todo lo que la sociedad imponía (nacemos y crecemos teniendo más de lo que necesitamos) y volver a vivir en contacto con las leyes de la naturaleza.
Según el filósofo todo aquello que no fuera necesario era superfluo, y todo lo superfluo, por consiguiente, un lastre para alcanzar la plenitud de la vida.

Diógenes fue sin duda un precursor del minimalismo existencialista.

¿Y cómo ayuda el minimalismo a vivir mejor?

El minimalismo como estilo de vida te empuja a deshacerte de todos los excesos y lo superfluo para centrarte en lo que realmente es importante para vivir una vida más serena, intencional y libre.

Te hace cuestionar sobre tus reales necesidades, te hace reflexionar sobre qué valor añadido aportan las cosas que acumulas o las cosas que usas a diario o las personas con las que te relacionas.

He probado en primera personas (y sigo haciéndolo) que menos cosas tengo más energía puedo dedicar a las cosas que me interesan, ya sean proyectos, trabajo, actividades, experiencias, relaciones personales.

En este proceso de aligerar mi casa, mi ropero, mi ordenador de todas las cosas en exceso, me encuentro cada día más enfocada a realizar mis sueños y más concentrada en las tareas que me llenan de verdad.

Tener menos cosas me ayuda a tener más espacio, tener menos distracciones me ayuda a ser más productiva, tener menos gastos me ayuda a ahorrar para lo que realmente quiero.

El minimalismo ayuda a buscar la felicidad no a través de las cosas, sino a través de la vida misma, por lo tanto depende de cada uno determinar qué es necesario y qué es superfluo en su vida.

El minimalismo invita a simplificar y simplificar ayuda a ser más feliz.

Beneficios de ser minimalista

Estos en síntesis son algunos de los beneficios de llevar una vida minimalista

  • Menos cosas
  • Más espacio
  • Menos gastos
  • Más ahorro
  • Más hábitos saludables (comer mejor, hacer ejercicio, leer, meditar)
  • Más tiempo libre
  • Más productividad
  • Menos estrés
  • Más creatividad
  • Relaciones personales más verdaderas
  • Más libertad
  • Más autoestima
  • Más motivación y claridad mental

 

Ahora depende de ti diseñar la vida que quieres con más de las cosas que amas.

 

Buen vida,

Alessandra Favetto - Surffulness.com

 

 

You may also like

Deja un comentario

* Al dejar tu comentario has leído y acceptado la política de privacidad de esta web.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.