Para empezar bien el día NO hagas estas cosas

by Alessandra Favetto
Para empezar bien el día NO hagas estas cosas

Como empiezas el día define como será tu día.
La primera hora de tu día es la más importante, si ganas esta hora tienes el día ganado. Sí porque cada pequeño gesto que haces y que a menudo repites en modo automático puede influenciar tu estado de animo de forma positiva o negativa y tener consecuencias sobre el resto de la jornada.

Para empezar bien el día hay que hacer cosas que aumenten la motivación, la energía, la productividad y la claridad mental.

Pero antes de establecer nuevos hábitos saludables para ser más alegres y positivos durante todo el día, hay que eliminar todos los malos hábitos que interfieren en este camino y lo sabotean.

Estos son algunos de los malos hábitos que ya he eliminado de mi rutina diaria. Algunos son muy fáciles de extirpar, otros pueden resultar un poco más complicados (como la primera por ejemplo) pero con practica y fuerza de voluntad todo se puede conseguir.

 

Estas son las cosas que NO deberías hacer

 

No levantarte de la cama cuando toca el despertador
Es el habito más difícil de cambiar. No levantarse de la cama cuando suena la alarma puede resultar negativo porque pierdes tiempo, vuelves a dormir pero el sueño ya no es reparador sino ligero y fragmentado y te deja más cansado, envías señales negativos al cerebro de que estás cansada, de que no tienes fuerza de voluntad, de que no tienes motivación suficiente para levantarte.
Solución: Pon el despertador en un lugar alejado de la cama para que tengas que levantarte para apagarlo. Lo ideal es cerca de la puerta de la habitación (o justo detrás) para que puedas salir rápido de la habitación antes de pensar volver a la cama. Un sonido de alarma muy fuerte y desagradable también funciona bien.

 

Mirar el móvil para ver que pasa en las redes sociales
Otro mal hábito es consultar lo que pasa en el Facebook, Instagram, Twitter recién despertada. Las redes sociales afectan las emociones y pueden causar tristeza, depresión, soledad, falta de autoestima si no se usan de forma apropiada y además roban tiempo que se puede emplear en otras actividades más productivas.

Solución: Deja el móvil en otra habitación antes de acostarte. Si tienes la alarma en el móvil, apaga la alarma y deja allí el móvil hasta que no salgas de casa. No le va a pasar nada malo no te preocupes.

 

Leer las noticias en Internet o ver las noticias en la tele
Está bien estar informado y saber lo que pasa en el mundo pero de verdad no necesitas cargarte de malas noticias a primeras horas de la mañana. El problema es que cuando lees las noticias tu subconsciente se empapa de toda esta negatividad y allí se queda por el resto del día. Déjalo para más tarde.

Solución: Lee un buen libro, mira algún video motivacional, escribe en tu diario.

 

Descargar el correo electrónico
La primera hora del día hay que tomarla como una hora que te dedicas para cargarte de energía positiva y motivación. Descargar los emails a primera hora puede agobiarte ya sea porque te llegan correos de trabajo (entonces mejor esperar a estar en el trabajo para mirar tu bandeja de entrada) o porque te llegan infinidades de correos basura y de suscripciones que te distraen de tu objetivo diario, aumentar la motivación, la energía, la productividad y la claridad mental.

Solución: Haz un poco de ejercicio o de estiramiento, limpia la casa, ordena tu cuarto, hazte una manicura o cualquier cosa del punto anterior.

 

No desayunar
El desayuno de primera hora de la mañana es la comida más importante del día, le da a tu cerebro y a tu cuerpo el carburante necesario para funcionar correctamente. No comer nada por la mañana o tomar solo un café puede afectar tu rendimiento general, tu metabolismo, tu sistema inmunitario, tu salud, tu belleza.

¿Y si no tienes tiempo para desayunar? Solución: Te levantas media hora antes.
¿Y si tu estomago está cerrado y no te entra nada? Solución: Te acostumbras a comer poco a poco. Cada nuevo hábito necesita su tiempo.

 

Yo he notado un cambio abismal quitando estos malos hábitos mañaneros. Todavía me queda por establecer una rutina firme con el primero (¡el despertador!) pero estoy en el.

¿Y tú? Cuéntame tu experiencia.

 

¡Buen día!

Alessandra Favetto - Surffulness.com

P.S. Este post tiene foto. Estoy probando que tal se ve con algunas imagenes minimalistas. ¿Te gusta más con foto?

 

Suscríbete por email

Deja un comentario

* Al dejar tu comentario has leído y acceptado la política de privacidad de esta web.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.