Claves para que el consumismo no mate el espíritu navideño

by Alessandra Favetto
Claves para que el consumismo no mate el espíritu navideño

Es triste pero es verdad, el consumismo y este afán de comprar, comprar y comprar pueden acabar con la ilusión de la Navidad.

Necesitaba focalizar algo más importante para celebrar estos días así que he elaborado unas claves para que el consumismo no mate el espíritu navideño y se pueda disfrutar de la Navidad y de Los Reyes con mayor ilusión.


Claves para que el consumismo no mate el espíritu navideño

Planea visitas a familiares y amigos

Las fiestas navideñas son un momento para encontrarse con familiares y amigos, reforzar contactos humanos, reunirse, abrazarse, reír. Regalar momentos reales de amistad y amor vale más que cualquier objeto se pueda comprar.

Puedes organizar un aperitivo con tus grupos de amigos, hacer una visita a familiares que no sueles ver a menudo, organizar un recorrido para ir a felicitar personalmente a las personas queridas.

Usa menos el whatsapp y llama más por teléfono

Como todos los años, la semana antecedente la Navidad se convierte en un flujo sin parar de mensajes prefabricados y cadenas de felicitaciones anónimas que llegan al whatsapp.

El video de Papá Noel enviado con un clic a la lista de todos los amigos puede ser gracioso pero no tiene nada de personal. Mejor preparar un listado de los amigos que queremos felicitar y llamarlos por teléfono uno a uno (la telefoneada se puede hacer con whatsapp para no gastar dinero).

Dos minutos hablando valen más que 1 mensajes de texto y ocupan el mismo tiempo pero la diferencia es enorme.

Toma tiempo para reflexionar

Que seas religioso o no, la Navidad es un buen periodo del año para reflexionar sobre cómo ha ido el año y sobre cómo podrías mejorar como persona.

Puedes escribir tus pensamientos en una libreta o un diario. Resulta muy efectivo dividir el papel en dos columnas, en una apuntas los deseos para el futuro y en la otra columna las cosas de ti que quieres mejorar.

Aléjate de los centros comerciales y del centro ciudad

El nerviosismo de la ciudad y de la gente es más elevado en proximidad de los centros comerciales y del centro de la ciudad. Se percibe energía negativa, mucha prisa, estrés de comprar regalos y gastar dinero.

En estos sitios todo induce únicamente al consumo del superfluo, de los caprichos, de los deseos innecesarios.

Alejate de estos lugares y visita algún pequeño pueblo cercano, posiblemente en la naturaleza. Allí respirarás una atmósfera más tranquila, placentera y auténtica.

Además si tienes que comprar regalos tendrás mejor elección de productos no estandarizados como en las tiendas de los centros comerciales.


Sigue estos sencillos consejos

Para que las fiestas navideñas cobren un sentido real:

  • presta más atención al contenido que a la forma,
  • invierte más interés en las personas que en las cosas,
  • comprometete en dar más amor y compasión,
  • escucha tu corazón y piensa en los demás.

 

¡Felices fiestas!

Alessandra Favetto - Surffulness.com

 

You may also like

Deja un comentario

* Al dejar tu comentario has leído y acceptado la política de privacidad de esta web.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.