Category:

Minimalismo

6 motivos por los que vivir sin televisión puede mejorar tu calidad de vida

Que seas minimalista o no, vivir sin televisión es la experiencia más enriquecedora y liberadora que puedas tener jamás y te explico porque.

Ha pasado un año desde la última mudanza y un año desde que vivo sin televisión. «¡Adiós TV, no te necesito, no te echo de menos y no vas a entrar más en mi vida!» Más o menos ha sido así, una ruptura drástica y definitiva. No hay vuelta atrás.

Ahora puedo asegurar con absoluta certeza que vivir sin televisión puede mejorar tu calidad de vida. Y no se trata de adoptar una postura minimalista o radical. No, no. Se trata realmente de gozar de una nueva e enriquecedora experiencia de vida.

Vivir sin televisión es la experiencia más enriquecedora que haya tenido jamás

Vivir sin televisión es la cosa más liberadora del mundo.

Un poquito menos contestar a las preguntas de los que te ven como un marciano recién aterrizado en este planeta. Hasta mi padre cuando supo que había regalado la televisión me dijo «¿Y como haces para ver las noticias?». Como si no tener la TV me aislara del mundo entero. Con paciencia y comprensión le expliqué que si estaba interesada en leer las noticias podría tranquilamente hacerlo en la web cuando me apetecía.

Cuando me apetece.

Esta sensación de ser la única responsable de la búsqueda de información y entretenimiento es fantástica. Elijo lo que quiero ver, cuando quiero verlo y por cuánto tiempo. Ya no soy un sujeto pasivo de una pantalla.
Además ahora puedo hacer lo que quiero y cuando quiero. He retomado el control sobre mis necesidades y mis prioridades y esto me ha cambiado la vida a mejor.

Algunos ejemplos:
– Tengo una relación más profunda con mi marido. Hablamos, bromeamos, nos contamos chistes, reímos, jugamos a las cartas, compartimos sueños, deseos, ideas y hacemos más el amor.
– Paso más tiempo con mis perros y mis gatas. Doy paseos, juego con ellos, los cepillo, les presto atención.
– Mis aficiones vuelven a cobrar vida: leo muchísimo, escribo, hago fotografía, retoco fotos, creo arte y hasta dedico tiempo a aprender a cocinar (cosa que nunca me ha gustado).

Hago muchísimas más cosas y de una forma más intencional y verdadera. Disfruto de la vida.

¡Bendito sea el día en que elegí deshacerme para siempre de la televisión!

Es tan liberador vivir sin televisión que voy directamente a los puntos principales del articulo para que puedas saborear los beneficios de no perder tiempo embobado frente a la tele.

No tener un televisor es lo mejor que he eliminado de mi casa y de mi vida. Espero tu puedas probar lo mismo y aprovechar de todas las cosas buenas que te aporta:

1. Más tiempo disponible, más cosas que puedes hacer

Tienes más tiempo. Es el beneficio principal y todas los demás motivos son una consecuencia natural.
Si te paras a calcular las horas que pasas sentada frente a la televisión a diario te darás cuenta que hay una enorme cantidad de tiempo disponible para hacer otras cosas. Y no digas lo que suele decir todo el mundo «¡Ah no! Yo la tele la veo poquisimo». Luego resulta que de hecho son unas 2-3 horas al día como mínimo. ¿Te parece poco?

Todo el mundo se queja constantemente de la falta de tiempo pero nadie es capaz de apagar el p**o aparato para tener más tiempo para hacer las cosas que le gustan. ¿Qué sinsentido es esto?

Apaga la tele y empieza a vivir realmente. Haz lo que siempre has querido hacer por falta de tiempo o emplea el tiempo para llevar a cabo las tareas que tienes pendientes con menos estrés y más paz.

Puedes dar paseos, aprender un idioma, tocar tu instrumento preferido, hacer sudokus, preparar pasteles o jabones, jugar con tus hijos o con tus mascotas, terminar las tareas de la casa o hacer pequeños arreglos en la casa, ir al gimnasio o a correr o a visitar amigos, ayudar tus hijos con los deberes. La lista es infinita, seguro que no te vas a aburrir.

2. Más comunicación, mejores relaciones

La televisión te obliga a mirar y a escuchar, es una egocéntrica que atrae todas las atenciones.
No tenerla significa hablar más con tu pareja, con tus hijos, con tu familia.
Puedes sentarte a la mesa y cenar tranquilamente o ponerte cómoda en el sofá y tener una sana conversación.

Puedes llamar a un amiga o quedar con ella y pasar tiempo de calidad.

Sin televisión puedes escuchar más y mejor porque no hay distracciones, puedes establecer un vinculo mas real, disfrutar de la compañía del otro y ser realmente presente.

3. Más lectura, mente más sana

Dejar la televisión permite volcarse en los libros. Ya que tienes más tiempo, puedes leer más y las lecturas te enriquecen, te llenan y te convierten en una persona más interesante y sabia. Y es más satisfactorio que ver programas que no aportan ningún valor añadido a tu vida.

Leer reduce el estrés, incluso más que escuchar música o dar un paseo. Reduce el ritmo cardiaco y la tensión muscular, es un válido instrumento para la prevención del deterioro cognitivo y facilita el sueño.

Y ya que estamos en tema minimalista, para ahorrar dinero puedes leer libros en pdf o en el kindle así tu bolsillo te lo agradecerá.

4. Más actividad, cuerpo más sano

Sin televisión ya no tienes excusas para no hacer ejercicio. En vez de llegar a casa y tirarte en el sofá puedes optar por algo más saludable Puedes apuntarte a un gimnasio o hacer ejercicio en casa, puedes salir a dar un paseo o a correr o a practicar tu deporte preferido.

La actividad física reduce el estrés, te ayuda a mantenerte en forma y controla los niveles de cortisol lo que se traduce en un mejor estado de ánimo y mejor capacidad cognitiva.

Si además tienes la mala costumbre de comer viendo la tele, sin la pantalla tendrás una alimentación más consciente, comerás menos y mejor.

5. Más ahorro, bolsillo más feliz

La televisión bombardea con anuncios y promociones especiales, un constante, cansadisimo empujón al consumismo. Te dice cómo tienes que vestirte, que coche tienes que conducir, que tienes que comer, que tienes que soñar, que tienes que pensar y todo con el único fin de inducir a la necesidad de comprar.

¡Sin televisión eres libre! No más lavados de cerebro y mensajes subliminales. No más necesidad de comprar porque ya vives una vida llena de todas las cosas que te hacen sentir bien. Y no son objetos, son las experiencias que haces cuando no estás sentada viendo la tele.

Y te digo más. Si tienes alguna suscripción a la televisión de pago el ahorro es garantizado.

6. Más positividad, más amor

Hay demasiada negatividad en la televisión. Demasiadas noticias trágicas y sensacionalistas, demasiada corrupción, polémica, violencia, muertes, accidentes, racismo, demasiado de todo lo que es negativo. Sin televisión te alejas de toda esta toxicidad, no para meter la cabeza bajo tierra sino para trabajar sobre ti misma para ser mejor persona e intentar activamente crear cambios en el día a día.

Una cosa es estar informado y otra cosa es estar en continuo estado de alerta. Esto es lo que hacen los noticiarios, crear un mundo hostil donde las catástrofes y las tragedias son el pan cotidiano y la maldad de los hombres el perfil natural.
Pues no.

Entonces en vez de estar sentada en el sofá viendo como el mundo se desmorona anticipando lo peor para el futuro, puedes aportar tu grano de arena para construir un futuro mejor entre tu circulo de amigos, compañeros de trabajo y gente con la que te relacionas.

Puedes ver la positividad y el amor en cada persona que encuentras en vez de ser condicionada por el prejuicio, la desconfianza, la intolerancia y el miedo inculcados por las noticias y los programas televisivos.
Puedes dar amor a los demás y contribuir a crear un mundo más bondadoso y mejor.

Preguntas frecuentes que me hacen cuando digo que no tengo televisión

Me parece útil terminar el articulo compartiendo algunas de las respuestas a las preguntas que me suelen hacer cuando digo que vivo sin tele.

¿Como haces para ver las noticias?
(La pregunta de mi padre, jejeje) Entro en internet y leo el periódico que me apetece. Normalmente uno español y uno italiano (para estar al tanto de lo que pasa en mi País).

A mi me gusta la televisión, ¿porqué debería vivir sin?
Porque si el placer que te da la tele es 1 y el placer que te puede dar vivir sin tele es 100, la matemática y el sentido común me dicen que deberías por lo menos hacer un intento a vivir sin tele. ¿Una semana, por ejemplo, para ver que tal?

¿Y nunca ves series o películas?
Sí que las veo, cuando me da la ganas y a la hora que me apetece. En youtube se encuentra de todo y gratis. Y si hay una película que merece ver al cine (Bohemian Rhapsody por ejemplo), voy al cine y la veo.

Te pierdes entonces los mundiales de fútbol y las olimpiadas
¡Sobreviviré! No me va a quitar el sueño y si realmente me interesa puedo ir a un bar a seguir el partido o a casa de un amigo. En internet también se pueden ver cosas en directo así que no es un problema.

¿Y qué haces después de cenar?
Lo dicho: leo un libro, hablo con mi marido, saco los perros a pasear, si me apetece miro algun video de risa en youtube (Nunca algo triste o violento antes de acostarme) y voy a dormir temprano.

Cuando llego a casa después del trabajo tirarme al sofá a ver la tele me relaja
Esto es lo que crees. En verdad estás dejando que la tele influencie tu estado de ánimo a nivel subconsciente.
Leer un libro relaja más; dar un paseo o hacer alguna actividad física también.

Si tienes niños es imposible vivir sin televisión
Sin tele los padres pueden dedicar más tiempo y atención a los hijos, jugar con ellos o acostumbrarlos a dedicar el tiempo a otra actividad creativa como leer, dibujar, hacer manualidades. Los niños son un reflejo de los padres así que es más facil que sigan el ejemplo de no encender la tele y preferir una actividad alternativa.

 

¿Tienes alguna pregunta más? Añádela en los comentarios y con placer te contestaré.

Un abrazo,

Alessandra Favetto - Surffulness.com

 

5 comments
Newer Posts